Atrás Siguiente

Francisco Pericás Alvarez

Principal
Arriba
OPINIONES

CON MI AYUDA DEJARAS DE FUMAR

     

MOTIVACIÓN  


La motivación usual que conoce el fumador, consta de (impulso, control, intención, deseo, necesidad por salud, miedo a la enfermedad). Podríamos decir que la motivación del fumador está influenciada por la conciencia de los riesgos que sabe y asume, el dinero que le supone fumar e influencias sociales, tales como prohibiciones varias en lugares, las campañas publicitarias, presión social, etc. en resumen, MIEDOS, miedos y mas miedos.
Todo eso esta muy bien y es muy técnico, pero la experiencia me ha enseñado que esa motivación no sirve, todos esos conceptos no sirven para nada como motivación y le llevan, mas pronto o mas tarde a recaer, al fracaso.
Solo sirve una motivación real y es EL PENSAMIENTO POSITIVO, todo positivo, dejarlo por lo que consigues, no dejarlo por miedos.
Ninguna motivación basada en el miedo a la enfermedad, sirve para conseguir el éxito y sentirse libre. Solo sirven para plantearse el dejar o no de fumar y tomar la decisión de hacerlo. Pero hasta ahí llega la motivación por miedos. A partir de ese momento, una vez que decides dejar de fumar, hay que plantearse otras motivaciones mas sólidas que nos garanticen el éxito para siempre, sin recaídas.
Tienes que conseguir dos libertades, la física por la adicción a la nicotina y la psíquica. Solo existen dos maneras de hacerlo, una es el camino fácil, agradable, sin fuerza de voluntad, etc. y el otro el difícil, con fuerza de voluntad, incertidumbres, miedos, etc.
¿Tú cual quieres, la fácil o la difícil?. La fácil es abrir tú mente y confiar en lo que te voy a enseñar. La difícil es no creerme y seguir el proceso a tú manera. “La fuerza de voluntad no sirve para el éxito, solo sirve la comprensión y el saber hacer”.
Entiende este concepto: La fuerza de voluntad se usa cuando no quieres hacer algo que te gusta hacer. O cuando tienes que hacer algo que no te gusta hacer, ¿o no?. Cuando te gusta algo, pero decides no hacerlo por el concepto que sea, se convierte en una lucha en dos sentidos opuestos: por un lado sientes tentaciones de hacer lo que te gusta y por otro lado, ejerces una resistencia para evitar caer en la tentación.
Esa fuerza de voluntad que utilizas para evitar hacer lo que te gusta hacer, podrás usarla siempre y cuando, estés en un momento de tu vida estable. Pero recuerda que no somos estables, tenemos momentos buenos y malos; nos encontramos con situaciones en la vida en las cuales perdemos nuestro control, a través de los pensamientos y las emociones, y es entonces cuando esa fuerza de voluntad no sirve y fracasamos.
Si te fijas en quienes lo han dejado y recaen, verás como el motivo fue así de claro, cayeron en momentos donde no tenían el total control de sus pensamientos y emociones. Por lo tanto, la fuerza de voluntad no te sirve. Motivarte con los miedos, tampoco te sirve.
Cuantos lo han dejado por motivos de enfermedad o muerte de un pariente o amigo, motivados por ese miedo a enfermar o morir y al cabo de un tiempo, cuando se olvidan del tema o se sienten mejor, cogen el primer cigarrillo y recaen, fracasando miserablemente después de todo el esfuerzo. Pero no deben culparse, solo hacen lo que creen que saben hacer.
No sirve, el miedo no sirve para conseguir ningún éxito en la vida, sea el que sea, te lo aseguro. Utilizar el miedo, solo le sirve para el que vende, para controlar, para manipular, nunca ayuda al que consume. Solo sirve para la tabacalera, ella si que utiliza sutilmente los miedos para que tú, ni siquiera intentes dejarlo: “No podrás, tendrás ansiedad y no lo soportarás, engordarás, ...” utiliza una hipnosis social colectiva envuelta en miedos y otras artimañas, para que ni siquiera lo intentes.
Los miedos no sirven para motivar nada positivo, solo sirven para manipular la conciencia de la gente y controlar sus decisiones. Te asombraría saber cuanta gente que viene a mi consulta para abandonar el tabaco me comenta que prefiere mi ayuda que pasar nerviosismo y mucha ansiedad dejándolo por su cuenta, y cuando les pregunto si lo han intentado dejar, me contestan que no. Entonces, ¿como saben que no pueden? ¿como saben que lo van a pasar tan mal?...¡Ni idea, no tienen ni idea de lo que puede o no pasar! Solo dan por hecho lo que oyen y ya está. Viven con la experiencia de los demás y no con la suya propia. Tú puedes utilizar las armas mas poderosas y efectivas que tienes a tu alcance y que son exactamente lo contrario del miedo: EL PENSAMIENTO POSITIVO.
Dejar de hablar y pensar de lo que no quieres (que es el miedo) y solo hablar de lo que quieres y deseas para tu vida (lo que se consigue al dejar de fumar), y sobre todo, la comprensión real del problema, descubriendo la cruda realidad, que no fumas por que te gusta, sino por su adicción. Cuando “no quieres hacer algo que no te gusta hacer” ¿necesitas fuerza de voluntad para no hacerlo?. Claro que no, por eso es tan necesario que cambies tu punto de vista, es necesario que llegues a la comprensión de que realmente no te gusta fumar, fumas solo por su adicción, cuando lo tengas claro, tendrás el éxito seguro.
Tu punto de vista condiciona tu comportamiento.
Dame tiempo, confía en mí, abre tu mente a la verdad y sígueme, yo te enseñaré la verdadera estafa, la cruda realidad de por que fumamos y cuando entiendas por que lo haces, ya no necesitarás fuerza de voluntad para dejarlo, solo será una liberación y un disfrute. Vamos a descubrir los pormenores de la estafa más inteligente de este planeta, una estafa capaz de enganchar a miles de personas y hacerles creer que fuman por que les gusta, sin saber por que les gusta o que es lo que realmente les gusta del proceso de fumar ¿el sabor que se queda en la boca, el olor de su aliento, el de la ropa...?.Muchos contestan: Me gusta por que me quita el nerviosismo, la ansiedad, y yo les pregunto ¿quien te provoca ese nerviosismo y la ansiedad? Que curioso, me responden.- “El Tabaco”. ¿como quedamos, te lo relaja o te lo provoca?.
Para que consigas la comprensión real del problema y te motives de forma adecuada y eficaz, necesitas saber “por que fumas”.
Ya se que crees que lo sabes, pero te aseguro que si lo supieras en realidad, no estarías fumando, preferirías morirte a coger un cigarrillo. Ningún fumador sabe la profundidad de la estafa del tabaco, puedes creerlo, mi experiencia con miles de fumadores me lo ha demostrado.
El fumador solo sabe lo que ha oído, ha visto y le han enseñado las víctimas como él, o la medicina oficial, la cual ha fracasado siempre en estos temas y los hechos lo demuestran.
Cuando el fumador dice frases como esta: Fumo por que me gusta. A mi me gusta fumar. Fumo por que me quita el nerviosismo y la ansiedad. Si pudiera fumar solo dos o tres cigarrillos al día, no me lo dejaría. Fumar me relaja... estas frases y otras parecidas, solo demuestran que el fumador es el único que no sabe por que lo hace. Intentar dejar de fumar pensando así, aceptando esas frases como verdaderas, en un suicidio. Si consiguen dejarlo, se pasan toda su vida deseándolo, que es peor que fumar. Recaen a la más mínima que les ocurra en la vida, y nunca, nunca serán libres. Serán esclavos de un deseo, vivirán siempre con un anhelo y un estado de alerta.

Primero LIBERATE y después deja de fumar, así se consigue el éxito, el definitivo, para siempre, sin fuerza de voluntad, disfrutando de lo que se consigue. Si no te liberas primero, te lo pondrás muy difícil.
Liberarse es ver la realidad. No se trata de creer o no, se trata de descubrir la realidad.
Con tus creencias pasadas y hasta el momento sobre el tabaco y el fumar, ¿como te ha ido, has conseguido liberarte de él, has conseguido dejar de fumar de forma sencilla, fácil y te sientes feliz y liberado? ¿No, verdad? Pues ya sabes, esos conocimientos no sirven, da igual si es lo que crees o no acerca del tabaco, no te sirven, por lo tanto olvidalos ya, apartalos y coge los míos, esos si que te sirven, los míos te liberarán como a otros miles que ya son libres. Uno de mis Maestros me enseñó: Si sigues pensando lo que pensabas y sigues haciendo lo que hacías, no llegarás mas lejos de lo que has llegado hasta ahora. Así que, para conseguir el éxito que quieres, necesitas cambiar por completo la filosofía que tienes en relación al tabaco y todo lo relacionado con el mundo del fumar. Aparta de tu mente todo lo que crees que sabes y centrate en entender la cruda realidad de por que fumamos.
Cuando cambies tu punto de vista sobre él, cambiará todo para ti.

Nuestra visión determina nuestro comportamiento: Si crees que puedes, tienes razón, podrás, pero si crees que no puedes, también tendrás la razón, no podrás.

Si quieres que sigamos adelante, si deseas tener éxito y ser libre dilo: SI PUEDO
 

 

Ana Vanessa Ferrero Bañuls ha escrito
El 13 de abril de 2010 a las 16:32
Yo tengo fé ciega en este hombre porque con el tratamiento del láser dejé de fumar sin esfuerzo...increible pero cierto!!!
Fumaba más de un paquete al día y si me lo hubiesen contado no me lo hubiera creido jamás...
Muchísima suerte con el libro!!!