Atrás Siguiente

Francisco Pericás Alvarez

Principal
Arriba

DIETA GENETICA

     


 

INTRODUCCIÓN

Tenía varias preguntas por resolver entorno a la alimentación y la salud. En mi familia como en otras, existían problemas de salud que no entendía, no encontraba motivos por los cuales debía sospechar, ya que nuestra alimentación se basaba en la variedad, comida mediterránea y sobre todo en “comer de todo”. Mucosidades continuas y en temporadas prolongadas que ni el pediatra entendía, o no sabía resolver. Gases, problemas digestivos, hemorroides, gastritis y un gran etc. que en muchas familias son ya una costumbre asumida y no resuelta. Se me ocurrió estudiar Dietética y nutrición para entender varios aspectos sobre la alimentación sana que no tenía claros. Seguía sin respuestas. Realicé un curso que sonaba muy bien “Especialista en enfermería de nutrición y dietética, formación especializada”. En total más de ochocientas horas entre los dos cursos para no tener respuestas y sólo un detalle, que más tarde comprendí “QUE NO SOMOS IGUALES”, que si tratamos a todos por igual, con los mismos conceptos, fracasaremos. Somos genéticamente diferentes; vivimos en un entorno vivo que nos afecta; nuestro cuerpo funciona con unas normas o Leyes naturales que le dan el equilibrio. Cuando entendí que no somos iguales y que no necesitamos los mismos alimentos, tuve muchas respuestas. Cuando experimenté los nuevos conceptos (somos genéticamente diferentes; los órganos internos trabajan acordes con los ciclos y las energías de la naturaleza; lo que a unos alimenta a otros les enferma, etc) en mi propia familia, en mis amigos y pacientes, sólo entonces tuve respuestas a todas y cada una de las preguntas, mías y de otros. Las hemorroides y gastritis desaparecían milagrosamente eliminando el trigo de la alimentación en los Grupos B. Las mucosidades, debilidad inmunitaria y los problemas nerviosos, arritmias, dolores varios, etc. desaparecían en los del grupo O, con sólo apartar de sus vidas los lácteos y la cafeína. He visto desaparecer sin tratamientos médicos, ni siquiera naturales o alternativos de ningún tipo, a enfermedades como alergias diversas, lupus, hipertensión, colesterol alto, dolores articulares y un sin fin de molestias basadas en una alimentación deficiente o incompatible, que sólo hace que generar desequilibrios en nuestro sistema.

El cuerpo se cura sólo porque tiene la capacidad de hacerlo. Eso no quiere decir que el médico o naturópata no tengan su misión y puedan dar solución a infinidad de problemas de salud cuando ya se sufre esa enfermedad. Así mismo, existen infinidad de terapias naturales o tratamientos alternativos que nos ayudan a corregir muchas dolencias. Pero debemos entender que si queremos una salud estable y no llegar a enfermar, precisamos de una base sólida y la alimentación es una parte muy importante en ese proceso. Si se está enfermo, más motivo aun para cambiar a una alimentación que ayude a fortalecer el sistema.

Es evidente que existe una mala información basada en los intereses económicos que la convierten en falsa, errónea y en muchos casos en peligrosa para nuestra salud. Vive mucha gente gracias a la enfermedad de otros y aunque parezca cruel en muchos casos, esos que viven de la enfermedad de otros, no están dispuestos a abandonar la “gallina de oro”, al precio que sea. Existen mentiras peligrosas como que los lácteos son sanos y que aportan mucho calcio. Que la Soja es sana y aporta mucho calcio, pero no comentan que no deja asimilar la vitamina D, el magnesio y otros, por lo que nada de calcio. Otras mentiras encaminadas a que no consigamos la salud gratis, como que beber agua de mar es peligroso porque está contaminada o que nos volveríamos locos, ¡menuda estupidez!. Que tomar el sol es peligroso; que hay que protegerse de la luz solar con gafas oscuras, etc. Como explicaré en este libro, el mar cura la mayoría de enfermedades, sobre todo las que tengan relación con bacterias y hongos, como el cáncer. Nos aporta todos los nutrientes necesarios para la vida. El sol nos aporta vitamina D, necesaria para asimilar el calcio y un grandísimo etc. Bien aprovechado con baños solares a primera o última hora del día, ayuda a solucionar infinidad de problemas de piel, disturbios del sueño, etc. Debemos aprender algo sencillo, lo natural y más efectivo para curar es gratis, porque lo aporta la naturaleza. Si aprendiéramos a vivir en armonía con ella, no existirían la mayoría de enfermedades que experimentamos.

Todo existe en un orden, las cerezas vienen al principio de verano y no es por casualidad. Tienen la forma de dos riñones y los rabos se asemejan a los conductos Uréter. Eso quiere decir que la naturaleza nos aporta estas cerezas para que limpiemos el sistema urinario y eliminemos cualquier inflamación, sólo con comerlas y tomar el agua que conseguimos hirviendo los rabos. Y Así muchas de las cosas que nos aporta la naturaleza de forma natural y simple a la vista de todos, sólo tenemos que observar.

El diente de león es una planta silvestre común que se encuentra en todas partes, huertos, caminos, montes, incluso se puede sembrar en macetas. Es impresionante cuantas cualidades tiene y lo fácil que es de conseguir. Sus hojas son ricas en hierro, ácido fólico y beta carotenos. Para la dieta te aporta fibra. Al ser amarga tonifica el hígado y ayuda en la digestión. Para una dieta es impresionante su aporte en potasio y ayuda en la retención de líquidos. Este sólo es un ejemplo de las variedades que existen en nuestro entorno “gratis”.

TESTIMONIOS

 

J.P.G. (desde Facebook)
Hola Francisco. Espero que se encuetre bién.

Le escribo para agradecerle el tiempo y trabajo que dedicó para llegar a donde esta, por crear sus libros. Tengo su libro, La dieta según la genética personal. Que me va perfectamente para mejorar mi estado de salud. Para mejorar el acné conglobata e hidradenitis supurativa. Rellené ocho garrafas de agua del mar, justo en la orilla. Probé un vaso de agua del mar por un litro de agua dulce añadiendo el limón exprimido, bebiendo a lo largo del día, y la verdad se nota la mejoría. Pero preferiblemente lo cambié por un vaso de agua del mar, para no saborear tanto. Al primer día se notaba la mejoría y al tercero desapareció la inflamación de quistes y granos,limpiandose por si solos,saliendo el sebo y sangrando hasta secarse. Lo hice durante siete dias, ya que notaba una subida de temperatura en la frente. Pronto retomaré para ir mejorando. Apunto que cociné con el agua del mar y aparte de que sabe bién, es saludable, se nota. Muchas grácias!

JUAN ENGUIX MORANT DESDE FACEBOOK 14/12/14

Querido amigo Francisco te mando estas lineas en señal de agradecimiento por el gran cambio que he conseguido gracias a tus consejos dieteticos y tambien por iniciarme a beber agua del mar, las dos cosas han conseguido hacerme perder 18 kilos en 8 meses y tambien que me encuentre muchisimo mejor que antes de empezar tu tratamiento, mis dolores y cansancios an desaparecido como por arte de magia. Fuerte abrazo y muchas gracias. Joan Enguix

 
LORENA LUNA JUAREZ  30/10/14
Estoy muy agradecida y la dieta personalizada me funciona muy bien para el sistema nervioso y para la alimentación diaria. Comprar sus libros son muy interesantes gracias .
 
SIVA LEON  DE: CUART DE POBLET (VALENCIA) 30/10/14
 He sido conocedora de hábitos beneficiosos para la salud, pero nunca los había puesto en práctica como ahora. Desde que leí el libro "Dieta según la genética personal" y apliqué sus consejos a mi dieta, junto con la meditación y el ejercicio físico, me siento con una energía y una intuición más desarrolladas. Para nada tomo leche, totalmente perjudicial para mi organismo, me he quitado cualquier alimento que contenga leche de origen anima, he añadido mucha más fruta y verdura a mi dieta, apenas como carne o pescado, sustituyéndola por proteína de origen vegetal. Todo esto me está ayudando mucho en el proceso que llevo de crecimiento espiritual. Estoy muy agradecida por tener esta oportunidad y por aprender a prevenir la enfermedad, al igual que desarrollar los instintos que tenemos dormidos. Funciona, gracias Paco! Saludos.