Atrás Siguiente

Francisco Pericás Alvarez

Principal
Arriba

ENERGIA VITAL - CHIKUNG

     

ENERGIA VITAL

CHIKUNG

CONCEPTOS DE LA PERSONALIDAD

Hay una diferenciación dentro de nuestra psiquis, en función de la profundidad de lo que está más arraigado en nosotros. Indicamos como centro de nuestra psiquis a la Esencia, algo que está por encima en los valores del ser humano,  embotellada o tragada por lo que denominamos LOS EGOS o también los defectos psicológicos (codicia, ambición, etc.) lo cual provoca que nuestros verdaderos valores queden ocultos o manipulados y no se puedan manifestar, aveces incluso por orgullo; por ejemplo, en una discusión con nuestra pareja, no manifestamos un sentimiento de amor o un verdadero sentimiento de querer solucionar el problema y sólo por orgullo no lo hacemos. La esencia está en la raíz, está tragada y manipulada por el agregado psicológico, pero ellos dos son controlados por el factor psíquico denominado PERSONALIDAD. Tanto el agregado psicológico como la esencia necesitan de la personalidad.  La personalidad tiene una serie de condicionantes, de parámetros que la definen, que explican como funciona, cuando se crea; es de tipo energético y se empieza a formar en el momento de nuestro nacimiento, se desarrolla hasta los siete años de edad, y a partir de los siete años lo único que hace la personalidad es fortalecerse. Como es un componente psíquico del cual no nos preocupamos mucho,  no lo retocamos, no lo solemos mejorar y  se queda simplemente fortaleciéndose. La forman los hábitos sociales relativos a la sociedad en la cual hayamos nacido, una información de conocimientos, un idioma, unos estudios, una religión, cualidades por nacimiento, etc. Por lo tanto la personalidad va a estar condicionada por todo esto, algo bastante amplio y complejo. Nuestra personalidad actual sirve como dique para controlar a los defectos psicológicos, si no fuera por la personalidad con sus bases religiosas, cultura social, etc, podríamos  caer en la droga, sexualidad descontrolada, podríamos ser vagabundos sin importarnos la vida, si no fuera por los ideales sociales podríamos estar haciendo cosas totalmente diferentes a las que hacemos. Digamos que hemos sido programados desde que nacemos para tener una serie de valores que nos hacen sentir satisfechos o decepcionados según lo que realicemos, hasta ese punto, estamos manipulados por la personalidad. A la personalidad la podemos encontrar cierta ventaja si vemos que ella impide que nos degeneremos, sirve como un dique a ciertos defectos psicológicos para que no se manifiesten, etc; pero ese mismo sentido positivo que le encontramos a la personalidad es un condicionante negativo, porque para la esencia también es un dique, un freno. La sociedad actual marca unos valores  muy definidos para los que son hombres y  mujeres, unos comportamientos físicos, una serie de ilusiones, una serie de trabajos que son de un sexo u otro,  eso nos condiciona por el que dirán,etc. Por lo tanto la esencia no se manifestará si choca con esos condicionantes. La personalidad ni es mala ni buena pero para una auto realización se tiene que desintegrar cuando llegue  su momento. Nos sirve para comunicarnos con los demás, por lo que tiene una utilidad, y cuando tiene hábitos negativos hay que cambiarlos, ya sean familiares, de cultura o religión.. CALQUIANA: Creamos una personalidad imitando lo que vemos, lo que oímos, etc. Nos influye lo que vemos, como las tendencias Americanas, culto al cuerpo, culto a la misma personalidad y nos sentimos manipulados por todo eso, por intentar imitar esas culturas que observamos. Ese tipo de personalidad calquiana, destaca sobre todo en determinadas personas, personas que pertenecen a grupos donde se rigen por unas líneas muy determinadas sin tomar decisiones, sin reflexionar ,sin investigar, sólo se limitan a copiar, calcar y cumplir con lo que imitan. Si la observamos veremos que tiene unas características fundamentales a nivel de sentimientos  como de autosuficiencia en el que se sienten seguros de lo que saben, de lo que dicen, orgullos de lo que saben y poseen, vanidosos al ir con pavonería  por ser o saber. En general es gente que no conoce el nivel interior, como mucho lo que conocen son las teorías, pero no han experimentado.